La innovación educativa pasa por la arquitectura de las aulas

La innovación educativa pasa por la arquitectura de las aulas

24-10-2018

Las aulas y espacios de Avellaneda Ikastetxea se adaptan a las exigencias de la educación de hoy día: espacios abiertos, más amplios, transparentes, paredes acristaladas donde se escribe, dibuja, pinta…, mejor diseñados. Las  nuevas ‘gelas’ son espacios de visualización del aprendizaje y  acogen así, los proyectos educativos más innovadores.

Los planes de mejora pedagógica de Avellaneda Ikastetxea hacen hincapié día a día en el desarrollo y avance del currículummetodología y evaluación, principalmente. De ahí, la puesta en marcha de programas y proyectos innovadores que inciden en una educación de calidad, y esta pasa, principalmente, por conseguir que el alumnado cada vez sea más competentes.

Pero la educación de hoy día también requiere soluciones físicas en los centros. Es aquí cuando la arquitectura pasa a un primer plano para adaptar los espacios escolares a las exigencias de la educación actual. Por ese motivo, los centros van adaptando sus aulas, sus estructuras, para mejorar la comodidad del alumnado pero, sobre todo, para que el aprendizaje sea verdaderamente el adecuado para trabajar las competencias del currículum.

Prueba de ello, son las ampliaciones de las aulas que se han llevado a cabo en centros como Avellaneda Ikastetxea de Sodupe. Y no solo ampliaciones. Espacios diáfanos y acristalados, que generan espacios lúcidos y transparentes, y, al mismo tiempo, más silenciosos, ayudan, sin duda, al aprendizaje. Nuevas aulas comunicadas entre sí, insonorizadas, rincones especiales destinados a proyectos educativos, salas de profesores acondicionadas a nueva relación educador-estudiante, espacios en los que descansar, leer , trabajo personal, aprendizaje cooperativo… Son solo algunos de los nuevos espacios arquitectónicos que marcan también los diferentes enfoques educativos.

Así, por ejemplo, la metodología del Aprendizaje Basado en Proyectos de Comprensiónrequiere que los alumnos trabajen en equipo. Y no solo los de la misma clase. Esa nueva práctica educativa, pensada para estimular su pensamiento y el aprendizaje activo, se genera en espacios abiertos, bien diseñados.

También la relación profesorado-alumnado requiere de nuevos espacios. Son los profesores y profesoras los responsables de diseñar y crear los nuevos materiales para el desarrollo de todas las competencias del currículum. Por eso son necesarios salas de profesores transparentes y aulas abiertas  que permitan al profesorado y alumnado observar e interaccionar para enriquecerse mutuamente y aprender unos de otros.

Avellaneda ha readaptado sus aulas para lograr una mayor transparencia; Ejemplo que ponen de manifiesto la importancia de la arquitectura como eje educativo